10 razones para hacer calendarios de empresa

Vivimos en un mundo digital repleto de aplicaciones, widgets, extensiones del navegador y otros elementos que nos ayudan a mantenernos organizados y concentrados en nuestras tareas. Con todas las opciones tecnológicas disponibles, ¿cuáles son los beneficios de dar a tus clientes o empleados un calendario de empresa tradicional? Te ofrecemos diez buenas razones: 

1- Mantiene el interés de tu público

Cada mes aporta nueva información a tu público, presentándole un recordatorio de tu marca. Los calendarios ofrecen 365 días de exposición para tu empresa (366 días durante un año bisiesto).

2- Práctico para todos

Tanto si necesitas un regalo de vacaciones para tus empleados como un obsequio de feria para tus clientes, un calendario de pared es un producto promocional útil para todos los públicos.

3- Control de tu mensaje

A la hora de transmitir los objetivos y servicios de tu empresa, es importante tener en cuenta el tono. ¿Quieres ser humorístico? Incluye un chiste del mes. ¿Y si es sentimental? Documenta la historia y el crecimiento de tu empresa. ¿Quieres que sea estrictamente comercial? Anuncia tus servicios, experiencia y cualificaciones. Sea cual sea el mensaje que intentes comunicar, estará cerca de tu público a diario.

4- El papel está aquí para quedarse

Al contrario de lo que muchos piensan, el papel no se va a ir a ninguna parte. Los productos impresos son más populares que nunca a medida que la gente se ve abrumada por las aplicaciones organizativas del teléfono, los calendarios del correo electrónico y las listas de tareas electrónicas.

Un calendario impreso ofrece a tu público la satisfacción de marcar los eventos terminados y la posibilidad de escribir pequeños recordatorios en los días importantes. Es un gran complemento para ayudar a tus empleados y clientes a mantenerse organizados.

5- Un espacio privilegiado

No importa si tu regalo promocional se expone en una casa o en una oficina, será visto por muchas personas. Los calendarios se cuelgan en algunos de los lugares más concurridos, como las neveras, las salas de reuniones y las paredes de las oficinas.

6- La escritura a mano ayuda a recordar

Estudios recientes han descubierto que escribir físicamente la información ayuda a recordar más que escribir a ordenador. Un calendario es una forma perfecta de que tu público pueda hacer un seguimiento de las citas médicas, los partidos deportivos, las bodas, los cumpleaños y mucho más.

7- Múltiples variantes

El calendario publicitario tiene más formatos de los que imaginas. Probablemente estás pensando en el calendario de pared, un gran clásico que sigue siendo muy popular, pero los calendarios publicitarios pueden adoptar muchas formas.

Puedes optar por el calendario de bolsillo, que tus clientes potenciales pueden meter en la cartera y llevar a todas partes, o por el calendario de pie, que se mantendrá erguido en tu escritorio para mayor simplicidad. También podemos mencionar los calendarios de manteles individuales, ideales para hacer balance a la hora de comer. Por último, el calendario de regalos permite aspectos cada vez más originales y prácticos: un calendario de reglas, ideal para los más pequeños, o un calendario de marcadores, para los amantes de la lectura.

8- Puede renovarse cada año

Ni que decir tiene que cada año tiene su propio calendario, por lo que son una oportunidad perfecta para obsequiar a tus clientes al final de cada año. En otras palabras, si se utilizan a diario y se convierten en parte de la rutina, los calendarios publicitarios no se pueden olvidar.

9- Presente con tus clientes potenciales los 365 días del año

Otras formas de artículos promocionales pueden acabar rápidamente en el fondo de una bolsa, ser descuidados u olvidados a pesar de todos los esfuerzos realizados para satisfacer a tus clientes potenciales, pero este no es el caso del calendario. Es una herramienta práctica que se utiliza a diario y que permite que tu marca esté con tus clientes los 365 días del año.

10- Un verdadero activo de marketing y comunicación

La comunicación y el marketing son activos innegables en el mundo actual. Para salir del apuro, una empresa puede recurrir a objetos publicitarios como el calendario publicitario personalizado. En efecto, un calendario publicitario es un objeto que puede verse en todas partes: en casa, en la oficina, en la vida cotidiana. Es una forma eficaz de destacar la calidad de tus servicios y productos.

A medida que se acerca el final del año, los regalos para clientes y empleados están en la lista de tareas pendientes de los propietarios de pequeñas y grandes empresas. Los calendarios promocionales son la forma perfecta de decir «gracias», al tiempo que ayudan a mantener tu negocio en la mente de tu público.

Contacta con nosotros para más información.

Ir arriba