tarjeta de visita

Cómo diseñar la tarjeta de visita perfecta

A pesar de nuestros esfuerzos por prescindir del papel, las tarjetas de visita siguen siendo un pilar importante para la mayoría de las empresas. Las tarjetas de visita existen desde hace tanto tiempo que su forma y estructura están prácticamente estandarizadas.

Sin embargo, los diseños de tarjetas de visita siguen evolucionando y cada día se crean diseños más interesantes. La mayoría de las tarjetas de visita se imprimen en el formato estándar, lo que es relativamente barato pero puede no ser una representación exacta de tu marca. Ya que las tarjetas de visita pueden ser una buena forma de dar a conocer tu negocio, debes dedicar el tiempo y el cuidado necesario a su diseño.

Crear tu propia tarjeta de visita te brindará la oportunidad de crear un diseño que destaque. No obstante, diseñar una tarjeta de visita puede ser abrumador si no sabes por dónde empezar. Por eso, desde Huella Digital te ofrecemos una serie de consejos que puedes aplicar a la hora de empezar a diseñar tu tarjeta de visita.

Principios básicos de diseño

Una tarjeta de visita no deja de ser un tipo de impresión en papel, por lo que los principios básicos utilizadosl se aplicarán también a las tarjetas de visita. 

Recuerda mantener toda la información clave y los gráficos a más de 5 milímetros del borde de corte. Trabaja siempre a 300 ppp para una mejor reproducción de la imagen y asegúrate de elegir un tamaño de texto legible. Los diseños de las tarjetas deben realizarse en esquemas de color CMYK (cian, magenta, amarillo y negro) en lugar de RGB.

Comprende tu negocio

Antes de empezar a diseñar tu tarjeta, debes conocer bien tu negocio y el sector del mercado en el que se mueve. Tu tarjeta es un reflejo de tu empresa y por tanto debe transmitir de manera clara los valores principales de la misma.

Por ejemplo, un negocio de sastrería con un acabado de tela en su tarjeta de visita tiene sentido, pero no funcionará para un negocio de carpintería. Todo, desde el material del que está hecha la tarjeta hasta el tipo de letra que utilices, dependerá del tipo de negocio que tengas.

Añade primero los gráficos y logotipos

Siempre que empieces a diseñar una tarjeta de visita, el primer paso es añadir los gráficos y el logotipo correspondientes. Evita añadir primero el texto, ya que este es uno de los errores que cometen muchos diseñadores de tarjetas de visita en sus primeras veces.

Elige cuidadosamente el texto a añadir

Las tarjetas de visita cuentan con un espacio limitado para añadir el texto. El texto que añadas dependerá de lo que quieras comunicar en tu tarjeta de visita. Sin embargo, debes asegurarte de añadir toda la información importante acerca de tu empresa, que es la siguiente:

  • Nombre del trabajador.
  • Nombre de la empresa.
  • Tipo de trabajo que desempeña.
  • Número de teléfono.
  • Correo electrónico.
  • URL del sitio web.
  • Datos de las redes sociales.
  • Eslogan.

Aparte de esto, puedes añadir un texto que se adapte a tu negocio. Una frase divertida puede ser una buena manera de animar tus tarjetas de visita.

Tipografía y color

La tipografía, el tamaño de letra y el color pueden contribuir en gran medida a mejorar el diseño de tu tarjeta de visita. Tendrás que experimentar con varios tipos de letra para elegir el que mejor se adapte a tu diseño e incluso puedes combinar dos tipografías diferentes. 

En cuanto al color, asegúrate de que el color que elijas coincide con los colores corporativos de tu marca.

Acabado

El acabado de tu tarjeta de visita puede variar según su diseño. La mayoría de las tarjetas de visita se imprimen en papel, pero hay otros materiales que se pueden utilizar para darles un acabado más especial. Por ejemplo, las tarjetas de visita pueden estar hechas de tela, madera, metal y plástico. Elige el material que mejor se adapte a tu negocio antes de pasar a la fase de impresión.

El consejo más importante se ha reservado para el final. Para conseguir la tarjeta de visita más adecuada para tu empresa, debes experimentar y ver lo que funciona. Es aconsejable crear al menos cuatro o cinco diseños diferentes y preguntar a tus clientes cuál es su favorito.

Cuando tengas diseñada la tarjeta de visita perfecta para ti, no olvides acudir a una imprenta profesional para conseguir la mayor calidad en la impresión y lograr que tu tarjeta cause una buena impresión a tus potenciales clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *