tipos de encuadernación para libros

Tipos de encuadernación para libros: Características y diferencias

La encuadernación de un libro puede determinar no solo su aspecto final, sino sus futuras ventas. Algunas encuadernaciones son más apropiadas que otras para ciertos tipos de libros. En este artículo, desde Huella Digital hacemos un repaso por los principales tipos de encuadernación para libros y sus diferencias.

Encuadernación en tapa dura o cartoné

La encuadernación en cartoné, también conocida como tapa dura, es una de las más avanzadas en el ámbito de la encuadernación de libros. Mientras que en el pasado era el método principal para imprimir y encuadernar libros, hoy en día es opcional. Debido a su elevado coste, suele reservarse para los títulos que pueden alcanzar precios más altos.

Este tipo de encuadernación consiste en un proceso de varios pasos que implica la impresión de las páginas, la fabricación de la cubierta y el posterior ensamblaje de ambos elementos. Las páginas interiores del libro se imprimen y se organizan en pequeños grupos de páginas, que se colocan en orden en un bloque de libro que se pega al lomo y luego se ensambla en la cubierta.

Normalmente, se utiliza una sobrecubierta, un envoltorio de papel que cubre la parte delantera, la trasera y el lomo y cuyos extremos se pliegan en las cubiertas delantera y trasera, no solo para proteger el libro sino también para promocionarlo. La sobrecubierta suele tener una portada llamativa, una descripción o aspectos destacados del libro y la biografía y foto del autor.

Encuadernación en tapa blanda o rústica

Aunque en algunos aspectos es similar a las tapas duras en términos de fabricación, la encuadernación de libros en rústica es significativamente menos costosa. Las cubiertas suelen estar hechas de papel de mayor gramaje y a menudo están laminadas o recubiertas para proteger el libro. Dado que la cubierta está hecha de papel y es flexible, también suele denominarse tapa blanda.

La encuadernación rústica puede ser cosida o fresada. No obstante, en este último caso, los lomos de los libros encuadernados no son piezas separadas de la cubierta, como ocurre con la encuadernación en tapa dura.

Además, la encuadernación rústica fresada puede ser de dos tipos:

  • Fresado con cola caliente (Eva): Este tipo de encuadernación, también conocida como encolada, es muy utilizada y ofrece un resultado flexible y manejable.
  • Fresado con cola PUR: La cola PUR supone la última tecnología de encuadernación, ya que permite que el libro pueda abrirse completamente sin que las hojas se despeguen del lomo y lo hace muy resistente al paso del tiempo.

Un método similar a estos es la encuadernación térmica, en la que tampoco se perfora el papel, sino que las páginas del libro se pegan al lomo preencolado mediante la aplicación de calor.

Encuadernación a caballete

Para los libros más cortos en cuanto a número de páginas, o que puedan tener un uso limitado a corto plazo, la encuadernación a caballete ofrece una alternativa económica. El grapado se realiza habitualmente con grapas metálicas en las operaciones de impresión comercial.

Una vez impresas las páginas, se organizan, se apilan y se cargan en una cinta transportadora para entrar en el proceso de grapado y recorte. La forma en la que se cargan en la cinta hace que los libros parezcan sillas de montar, de ahí el nombre del proceso de encuadernación.

La encuadernación a caballete puede hacerse con o sin cubierta. Se suele utilizar con mayor frecuencia para folletos y otros materiales de marketing. En el ámbito minorista, se utiliza habitualmente para la impresión de calendarios, revistas, títulos infantiles (como libros para colorear) y cuadernos educativos.

Habitualmente se utilizan grapas comunes, pero en ocasiones también pueden emplearse grapas omega, cuya forma curvada hacia fuera permite meter el producto impreso en una carpeta de anillas.

Encuadernación en espiral

  • Encuadernación en canutillo: Como su nombre indica, la encuadernación tiene el aspecto de un peine y se enhebra a través de agujeros perforados en el borde del libro, normalmente en el izquierdo, aunque en ocasiones se utiliza el superior para publicaciones concretas como los calendarios.
  • Encuadernación en espiral doble o Wire-o: Es similar a la encuadernación en canutillo, pero en lugar de un canutillo se enhebra una bobina de metal o plástico a través de los agujeros del borde del libro, permitiendo que se pliegue por completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *