Imprimir agenda

La impresión de agendas tiene dos vías principales de uso: el sector minorista, que los vende como producto, y las empresas, que las utilizan como herramienta de promoción. Para las pequeñas empresas, la impresión de agendas es una gran oportunidad para aumentar el conocimiento de la marca; es adecuada para todo tipo de negocios y tiene un amplio atractivo. En términos de marketing, es probablemente la herramienta más eficaz, ya que, junto con las almohadillas de escritorio, mantiene el nombre de la empresa a la vista en todo momento.

Si la impresión de agendas para empresas le parece una obviedad, tenga en cuenta estos 6 consejos para asegurarse de que tanto usted como su cliente obtienen lo mejor de su oferta de agendas.

1. Haga que su agenda sea interesante para su público

Los catálogos son una poderosa herramienta de marketing. Le permiten presentar sus productos de forma que cuenten una historia. La gente se involucra y responde a través de las historias, y cuando se sienten inspirados, esa reacción es infinitamente más fuerte. Los catálogos funcionan como una importante herramienta de retención de clientes, ya que no sólo sirven como una poderosa pieza de correo directo, sino que también conducen a los clientes a las experiencias digitales. Los catálogos pueden incitar a su público a realizar una llamada, visitar su sitio web o visitar una tienda, así como a pasar una cantidad significativa de tiempo hojeando las páginas como si se tratara de una revista. Estos son nuestros consejos de impresión de catálogos:

2. El tamaño importa y más grande es mejor

Ahora que ha establecido cuáles son sus objetivos con este catálogo, puede pasar a la parte divertida. Reduzca el contenido que desea incluir en su catálogo. Recuerde, cuanta más historia pueda contar, mejor. Aunque no se trata de una revista, quieres que tu público la trate como tal y se tome su tiempo para hojear las páginas. Cuanto más interesados estén en su contenido y más inspirados se sientan, más probable será que hagan un pedido, visiten su sitio web o su tienda, o hagan lo que usted quiera que hagan después de leer el catálogo.

3. No escatimes en calidad

En lo que respecta a los elementos de diseño, deberá tener cuidado a la hora de elegir elementos como las fuentes y las imágenes. Lo más probable es que tenga algo de texto en su catálogo. Intente limitar su catálogo a la misma familia de fuentes si decide utilizar varias fuentes diferentes. Esto le ayudará a mantener su catálogo en la marca y fácil de leer.

En cuanto a las imágenes que incluya, es importante que preste atención a la calidad. No debes incluir ninguna con una resolución inferior a 300 ppp. Esto se debe a que la calidad de una imagen disminuirá significativamente si es inferior a 300 ppp y el resultado impreso puede ser muy pixelado y difícil de interpretar.

Dos de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir los elementos de diseño son la calidad de los mismos y si están en consonancia con su marca. Elegir elementos de baja calidad dará como resultado un catálogo de baja calidad que no impresionará a su público. Del mismo modo, los elementos que no encajan con su marca pueden confundir a su público. El cuidado en la elaboración de un catálogo de calidad que esté en consonancia con su marca mostrará a su público que se preocupa por su experiencia con su empresa. Utilice títulos, subtítulos, imágenes y gráficos para guiar a su público hacia la información importante del catálogo.

4. Ahorrar en costes sin comprometer la calidad

Otra cosa que querrá tener en cuenta antes de lanzarse al diseño es cómo piensa distribuir sus catálogos. Esto le ayudará a determinar las características específicas del producto, como el tamaño, el material, la encuadernación y otros aspectos. ¿Piensa enviar los catálogos por correo? ¿Repartirlos en conferencias o en su tienda? Cualquiera de los dos métodos tiene sus ventajas, pero siempre puede optar por ambos. Pida una serie de catálogos para enviarlos por correo y guarde una parte para repartirlos en persona.

5. Dirija la distribución de su agenda

Una vez que haya terminado de diseñar su catálogo y de configurar el archivo para la impresión, querrá darle otro vistazo. Tener varios pares de ojos le ayudará a detectar discrepancias, errores tipográficos o cualquier cosa que destaque de forma negativa. Esto le ayudará a agilizar los plazos de impresión y, con suerte, le evitará tener que ir de un lado a otro para conseguir que su archivo esté listo para la impresión. El envío de un archivo listo para la impresión ayudará a su impresor a poner su producto en la imprenta y en sus manos en muy poco tiempo. El formato de archivo preferido para la impresión es PDF, pero también se aceptan DOC, JPEG, PNG, TIFF, AI, PSD, PUB y PPT.

6. Papelería y personalización

Otra opción que hay que tener en cuenta a la hora de elegir la impresión y la encuadernación es el material de papelería que quieres utilizar. No es posible añadir un tablero a un cuaderno encuadernado con costura, como ocurre con los insertos de estilo «a presión» que funcionan con la encuadernación de bobina o de disco. Del mismo modo, si quieres tener la posibilidad de añadir tus propias páginas después de la encuadernación, la encuadernación en bobina puede ser molesta ya que hay muchos agujeros que perforar (y es más probable que acabe torcida)

7. Pestañas

Obviamente, no es necesario añadir pestañas, pero ahorran mucho tiempo. Las notas adhesivas son una opción asequible, sobre todo cuando estás montando una nueva agenda y aún estás decidiendo cómo organizar las cosas.

La mayoría de las agendas tienen pestañas como complemento. Utilicé una etiquetadora para añadir etiquetas a las pestañas.

8. Que sea funcional

Hoy en día existen numerosos formatos de agendas, así que si elige un formato más inusual y único, asegúrese de que sigue siendo funcional. Al fin y al cabo, una agenda tiene que ser utilizable con un sistema claro y fácil de ver. Incluso puedes utilizarlo como una oportunidad para destacar eventos clave de tu propia empresa, así que asegúrate de que destaquen.

9. Sea sostenible

Además de una portada y una contraportada, su agenda necesitará una unas cuentas páginas. Sin embargo, también puede optar por una impresión a doble cara, lo que reducirá a la mitad el número de páginas necesarias y lo hará más barato y sostenible. Incluso puede optar por un papel sostenible para demostrar a sus clientes que su empresa es respetuosa con el medio ambiente.

En definitiva, las agendas son un artículo de uso común tanto en los hogares como en la oficina. Como tal, son una gran idea como pieza de material promocional. Añadir su logotipo de forma discreta en cada página puede servir de recordatorio diario de su marca para los clientes potenciales. Sin embargo, un diseño aburrido o sin vida nunca llevará a su uso, por eso esperamos que los consejos indicados para imprimir una agencia llamativa que atraiga la atención y la mantenga sean útiles.

Ir arriba