Imprimir calendario

A medida que se acerca el final del año, la gente se interesa más en saber cómo imprimir un calendario. Los calendarios son una herramienta de marketing muy popular, por lo que muchas empresas imprimen un calendario para la temporada navideña, por unas cuantas buenas razones.

  • Todo el mundo necesita calendarios.
  • La mayoría de la gente utilizará los calendarios si se los regalan.
  • Mantienen su marca frente a su público durante un año.

Alejándose del lado comercial de las cosas, los calendarios personalizados también son populares como regalos de boda por razones similares.

Los calendarios, sin embargo, son difíciles de hacer y pueden ser caros si se hacen en una cantidad significativa. Si se imprimen de forma profesional, los calendarios tendrán casi siempre un mejor aspecto y serán más baratos por pieza.

Pero no es conveniente llamar a la tienda local para que imprima el diseño de un calendario que usted tiene y darlo por terminado. Hay que tener en cuenta algunas cosas antes de imprimir.

Tipos de calendarios a imprimir

Para responder mejor a sus expectativas, le ofrecemos una amplia gama de calendarios totalmente personalizables: desde calendarios de bolsillo hasta calendarios bancarios, ¡exprima su creatividad para un año a medida! 

Calendarios de bolsillo

En formato de tarjeta de visita simple o doble, o incluso en formato de marcapáginas, este calendario le acompaña a todas partes y le ayuda a planificar y organizar sus días.

Fácil de meter en una cartera, este tipo de calendario es totalmente personalizable: puede optar por diferentes tipos de acabados en función de su sector de actividad (plastificado Soft Touch, barniz selectivo, esquinas redondeadas, etc.).

Calendarios de caballete 

También conocidos como calendarios de escritorio, este tipo de calendarios quedarán perfectos en su escritorio o en el de sus clientes y/o socios. Auténtico elemento decorativo a la vez que práctico gracias a su encuadernación en espiral, le permitirá proponer una imagen diferente para cada mes del año.

Su base de cartón normalmente le da una gran estabilidad, mientras que las 13 hojas interiores de papel satinado y su encuadernación en espiral blanca hacen que sea agradable de hojear.

En el mercado encontramos  en varios formatos (vertical, apaisado y cuadrado) será el compañero perfecto para cualquier oficina.

Calendarios de sobremesa

Un calendario, un bloc de notas y un soporte publicitario, todo en uno, que nunca abandonará el escritorio de sus clientes y/o colegas. La agenda de escritorio sigue siendo uno de los soportes preferidos por quienes desean disponer de una herramienta de comunicación a la vez discreta y útil.

Totalmente personalizable y muy práctica con sus hojas desmontables, le ayudará a planificar sus días.

Calendarios bancarios o acolchados

Este formato de calendario, un gran clásico pero muy práctico, es siempre muy popular. A menudo colgado en la pared o colocado sobre un escritorio, siempre está a la vista de su propietario, lo que lo convierte en un excelente medio de comunicación y/o regalo para ofrecer a sus clientes.

Calendarios de carteles

Con el calendario en forma de póster tienes todo el año de un vistazo, una página para planificar todo el año con claridad. Este formato de calendario es siempre muy popular, porque es completo, sencillo y económico. Un excelente medio de comunicación y/o regalo para ofrecer a sus clientes.

El calendario póster se imprime por una sola cara en papel brillante. Estos son los formatos más comunes: 20x30cm / 30x40cm / 35x50cm / 30x60cm.

Tipos de calendarios según su tamaño

También podemos catalogar los diferentes tipos de calendario según el tamaño del mismo. Los tamaños de los calendarios van desde el A2 para carteles hasta el tamaño de bolsillo para tarjetas de visita.

Calendario A4

El calendario A4, fácilmente reconocible por su tamaño de 21 x 29,5 cm, es más o menos el formato estándar de los calendarios de pared y los calendarios en papel suave.

Calendario A3

El uso más común del calendario A3 es como calendario bancario y también es muy común como calendario de escritorio. Pero este formato de calendario también se utiliza mucho como calendario de pared sobre una base flexible con una encuadernación metálica en espiral. Fácilmente reconocible por su tamaño de 42 x 29,5 cm, el calendario A3 ofrece a los usuarios comodidad visual.

Calendario A5

Raramente utilizado como calendario de pared, el calendario A5 es más bien el formato más común de los calendarios de pie, también llamados calendarios de caballete. Este tipo de calendario es también muy común como calendario publicitario, ya que su tamaño de 21 x 14,8 cm facilita su distribución.

Una última división que podemos hacer de los calendarios es según el tipo de material con el que se han impreso, normalmente son de papel o cartón:

Calendario en papel

El calendario de papel, que puede tener una base flexible o rígida, es sin duda la forma más común de calendario. Los hay de todos los tamaños, desde los más grandes, como el tamaño A2 de los calendarios de pared, hasta los más pequeños, como el calendario de bolsillo que puedes llevar a todas partes.

Calendario de cartón

El calendario de cartón es uno de los calendarios publicitarios más populares y se utiliza mucho como calendario de escritorio o como calendario de pared para colgar en la pared. Existen diferentes tamaños; los más grandes son los calendarios A2 y A3, mientras que los más pequeños son los calendarios A5 en papel grueso.

Una vez ya sabes los tipos de calendario que existen podrás asegurarte de hacer la elección correcta para imprimir.

Consejos al imprimir un calendario

Mantenga sus diseños enfocados y consistentes.

Para que los calendarios personalizados funcionen realmente más allá de la función básica de mostrar fechas, tienen que crearse de forma que realmente muestren su marca o el tema central de su diseño.

La tipografía, los temas, el diseño visual y la elección del formato del calendario deben ajustarse al propósito previsto y evitar distraer de él en la medida de lo posible.

Esto es más problemático cuando hay varios diseñadores o colaboradores trabajando con un diseño de calendario de varias páginas. Sin embargo, incluso con un solo diseñador trabajando en un calendario específico, sigue siendo importante asegurarse de que cumple los objetivos principales de la pieza. Esto es así independientemente de si se trata de un calendario promocional, personal o cualquier otro.

Utilice un diseño de plantilla.

Lo más probable es que una plantilla de calendario ya disponible satisfaga sus necesidades. Esto ayuda a resolver varios problemas comunes en la impresión de calendarios, como la alineación y el cumplimiento de las líneas de sangrado y recorte. Incluso si decide no utilizar una plantilla, jugar con una puede ayudarle a detectar posibles problemas, incluso con un diseño más personalizado.

Utilice imágenes de alta calidad.

Debido a su tamaño, esto es especialmente importante para los calendarios en forma de póster, pero también lo es para otros formatos de calendario. Las imágenes de baja calidad suelen aparecer borrosas o pixeladas al imprimirlas. Los servicios de impresión profesionales son capaces de crear impresiones de calidad fotográfica, pero es posible que no puedas sacarle el máximo partido si utilizas imágenes de baja calidad. En la medida de lo posible, intente utilizar sólo formatos de archivo de imagen de alta calidad y sin comprimir o imágenes vectoriales, tal y como le recomiende su servicio de impresión.

Calibra tu monitor

Si quieres que los calendarios se impriman de la mejor manera posible, no hay otra forma. Una cosa que muchas imprentas online y tiendas de impresión de barrio no te dicen es que el color que aparece en tu pantalla no siempre coincide con el que se ve en la «vida real».

Las pantallas utilizan un modelo de color RGB, sin embargo las impresoras suelen usar CMYK. Esto se tiene en cuenta automáticamente al imprimir. Sin embargo, si tu monitor no está bien calibrado, los colores que ves en la pantalla pueden no coincidir con lo que finalmente sale en la impresión.

Ten en cuenta cómo se van a utilizar tus calendarios.

Considere los tipos de calendarios y las especificaciones de impresión adecuadas para su aplicación. Los tipos más asequibles por pieza, como los calendarios de tarjeta y los pequeños calendarios magnéticos, pueden ser más adecuados para los tipos de promociones que se encuentran en la parte superior o media del embudo de marketing, dado que sólo se intenta captar la atención en estas fases, por lo que las impresiones más caras pueden desperdiciarse.

Por el contrario, los calendarios en forma de póster y los calendarios de pared serían prácticos para una distribución más específica en la parte inferior del embudo. En este punto es seguro que su cliente está más cerca de la venta, o ya ha realizado una compra y puede estar cerca de volver a comprar.

También es posible que tenga que recurrir a sus experiencias con los clientes. Compruebe los datos disponibles sobre sus estilos de vida y preferencias. ¿Quién los recibirá? ¿Cómo se utilizarán los calendarios?

Por ejemplo: ¿Dónde se colgará el calendario? Un adolescente no tendría un archivador o una nevera para un calendario magnético, pero sí una taquilla donde pegarlo. ¿Sus clientes prefieren un papel brillante o uno mate? Si van a escribir en él, sería mejor un papel mate. ¿Sería más adecuado otro producto de impresión? Algunas personas simplemente no utilizarían los calendarios tanto como las pegatinas o los marcapáginas. Asegúrese de hacerse estas preguntas antes de diseñar e imprimir su calendario.

Ir arriba